Almería, Mar de Pulpí. CRR13

Almería, Mar de Pulpí. CRR13

Es una ruta de 55 km. la cual saldremos desde mar de Pulpí dirección águilas para subir hacia pozo la higuera por el puerto del carril para, una vez que lleguemos a pozo la higuera seguir dirección los lobos pasando por Pulpí. Y volviendo hacia mar de pulpi. Visitaremos la pedanía de los arejos situada justo antes de comenzar a subir puerto el carril. La localidad de Los Arejos está situada en la Diputación de El Cocón, cerca del Cabezo de Los Arejos. Los restos culturales encontrados nos dan una idea de la Historia, la vida y el soporte económico de los habitantes del lugar desde su nacimiento, vinculado a la agricultura. Los primeros restos hallados nos sitúan en el Bronce Medio o Argárico (1800- 1200 a.C.), momento al que pertenece un enclave argárico con función de hábitat. Estos primeros pobladores eran básicamente agricultores. Entre los siglos I al III después de Cristo la cultura romana se asentó en la zona de Águilas. Es durante los siglos III y IV d.C. cuando alcanza su máximo esplendor. Su economía se basaba en la fabricación de salsa garum y salazones en la costa, destacando en el interior el cultivo de vid, olivar y esparto. De este período se han encontrado restos de una villa romana, que estaría destinada a la explotación agrícola de la zona en el lugar en el que hoy se encuentra la ermita en honor a San Isidro. En la Edad Media, la zona de Los Arejos, cercana a Almería, era una tierra conflictiva donde los escasos habitantes se refugiaban en torno a los castillos de Chuecos y Tébar, construidos para la defensa de la costa y los caminos hacia Lorca durante la dominación musulmana. Es en el siglo XV cuando se comienza a repoblar y estos castillos cumplen la función de defender a los escasos agricultores castellanos que poblaban la zona. La repoblación de la zona se hizo difícil hasta el siglo XVIII, donde se comienzan a asentar pequeñas poblaciones, alejadas de la costa y junto a atalayas que las protegiesen. El siglo XIX trajo a Águilas riqueza a través de la minería, y la industria del esparto comienza a despegar. Su tradición de caserío y villa agrícola queda reflejada en la advocación de la ermita del S. XIX de Los Arejos al santo protector de los labradores, San Isidro Labrador. A partir de la década de los 60 del siglo XX, la agricultura comienza a desarrollarse y los caseríos como Los Arejos comienzan a incrementar sensiblemente su población. La introducción del cultivo del tomate y la vid los han convertido en los productos más demandados de la pedanía de Los Arejos. La agricultura ha permitido el crecimiento económico y social de la población desde la mitad del siglo XX hasta nuestros días.


  • Comparte:
  • Es una ruta de 55 km. la cual saldremos desde mar de Pulpí dirección águilas para subir hacia pozo la higuera por el puerto del carril para, una vez que lleguemos a pozo la higuera seguir dirección los lobos pasando por Pulpí. Y volviendo hacia mar de pulpi. Visitaremos la pedanía de los arejos situada justo antes de comenzar a subir puerto el carril. La localidad de Los Arejos está situada en la Diputación de El Cocón, cerca del Cabezo de Los Arejos. Los restos culturales encontrados nos dan una idea de la Historia, la vida y el soporte económico de los habitantes del lugar desde su nacimiento, vinculado a la agricultura. Los primeros restos hallados nos sitúan en el Bronce Medio o Argárico (1800- 1200 a.C.), momento al que pertenece un enclave argárico con función de hábitat. Estos primeros pobladores eran básicamente agricultores. Entre los siglos I al III después de Cristo la cultura romana se asentó en la zona de Águilas. Es durante los siglos III y IV d.C. cuando alcanza su máximo esplendor. Su economía se basaba en la fabricación de salsa garum y salazones en la costa, destacando en el interior el cultivo de vid, olivar y esparto. De este período se han encontrado restos de una villa romana, que estaría destinada a la explotación agrícola de la zona en el lugar en el que hoy se encuentra la ermita en honor a San Isidro. En la Edad Media, la zona de Los Arejos, cercana a Almería, era una tierra conflictiva donde los escasos habitantes se refugiaban en torno a los castillos de Chuecos y Tébar, construidos para la defensa de la costa y los caminos hacia Lorca durante la dominación musulmana. Es en el siglo XV cuando se comienza a repoblar y estos castillos cumplen la función de defender a los escasos agricultores castellanos que poblaban la zona. La repoblación de la zona se hizo difícil hasta el siglo XVIII, donde se comienzan a asentar pequeñas poblaciones, alejadas de la costa y junto a atalayas que las protegiesen. El siglo XIX trajo a Águilas riqueza a través de la minería, y la industria del esparto comienza a despegar. Su tradición de caserío y villa agrícola queda reflejada en la advocación de la ermita del S. XIX de Los Arejos al santo protector de los labradores, San Isidro Labrador. A partir de la década de los 60 del siglo XX, la agricultura comienza a desarrollarse y los caseríos como Los Arejos comienzan a incrementar sensiblemente su población. La introducción del cultivo del tomate y la vid los han convertido en los productos más demandados de la pedanía de Los Arejos. La agricultura ha permitido el crecimiento económico y social de la población desde la mitad del siglo XX hasta nuestros días.

    Exercitation photo booth stumptown tote bag Banksy, elit small batch freegan sed. Craft beer elit seitan exercitation, photo booth et 8-bit kale chips proident chillwave deep v laborum. Aliquip veniam delectus, Marfa eiusmod Pinterest in do umami readymade swag. Selfies iPhone Kickstarter, drinking vinegar jean shorts fixie consequat flexitarian four loko.

    Exercitation photo booth stumptown tote bag Banksy, elit small batch freegan sed. Craft beer elit seitan exercitation, photo booth et 8-bit kale chips proident chillwave deep v laborum. Aliquip veniam delectus, Marfa eiusmod Pinterest in do umami readymade swag. Selfies iPhone Kickstarter, drinking vinegar jean shorts fixie consequat flexitarian four loko.


    Powered by Sport&Apps